El lado oscuro de la paternidad

Cuando el malvado Darth Vader le dice a Luke Skywalker que él es su padre, lo hace para que el joven jedi abandone la rebeldía y acate su paternidad. Pero Vader se olvida de algo…

body SOY TU HIJOBODY SOY TU HIJO. 22,50€
100% algodón. Hecho en España
Si lo quieres, envíanos un email con tus datos de envío y un teléfono a pedidos@nosoynono.es
Elige talla y modalidad de envío:
– 0-3 meses; 3-6 meses ; 6-12 meses
– Correo Certificado (4,35€) o MRW 24h (7€)

Darth Vader es uno de esos padres autoritarios chapaos a la antigua, de los que se creen los amos del mundo y que piensan que su familia tiene que obedecerles porque sí. O al menos es lo que se intuye por su comentario en la famosa escena de la lucha con Luke.

En el doblaje al castellano se pierde un poco la esencia del diálogo, que es algo más parecido a esto:

- (Darth Vader) Deja ya la espadita, coñe, que me vas a terminar haciendo daño.
- (Luke Skywalker) ¡No me da la gana!
- (Vader) ¡¡Para ya!! y vamos a invadir la galaxia y a derrotar al Imperio…
- (Luke) ¿Por qué?
- (Vader) Porque lo digo yo, que SOY TU PADRE.

“Soy tu padre y tú te vienes conmigo”, ésta es la concepción de la paternidad que tiene el enmascarado.

Pero si Vader no se anduviera tanto por el lado oscuro sabría que la moneda de la paternidad tiene un revés y que Luke podría haberle contestado: “si tu eres mi padre, yo soy tu hijo”.

¡¿Y quién manda más?! No te engañes, amigo friky, los padres tenemos la responsabilidad, pero los auténticos emperadores y las verdaderas princesas de cada pequeña galaxia son ellos.

Con el body Soy tu Hijo, tu pequeño jedy te recordará quien tiene la fuerza y no volverás a caer en el lado oscuro. Pídenoslo escribiendo a pedidos@nosoynono.es. No está disponible en la web.

13 términos que todo nuevo papá debe conocer

Con la llegada de un bebé llegan a tu vida también unas cuantas palabras nuevas que te acompañarán durante los primeros meses. Un nuevo vocabulario de la paternidad que también esconde sus trampas y que necesitas aprender.

A continuación te desentraño el significado verdadero y el oculto de algunos de los términos más habituales con los que tropezarás sí o sí en tu paternidad, especialmente durante los primeros meses de vida del bebé. No están todos los que son, pero son todos los que están.

Este post va dedicado a los padres, no porque sean términos para el uso exclusivo del hombre, sino porque ellas seguramente ya lo saben.

BODY = PELELE
Body es una palabra inglesa que, como todo el mundo sabe, significa cantimplora. Pero por encima de todo, el body es esa prenda básica que llevan los bebés por debajo de todo.

Imagínate que estiras una camiseta y te la atas con corchetes por la entrepierna: eso es un body.

PELELE = PERSONA SIMPLE E INÚTIL
Pelele es lo que te sientes cuando descubres que un pelele es un body, pero luego ves que en determinado comercio llaman pelele a un pijama de pantalón corto, o a uno de cuerpo entero, o a un conjunto de pantalón con tirantes, ¡¡¿eso no era una ranita?!!

Lo dicho, sopelele, no te compliques la vida y ponle un body.

MAXICOSI = EL PORTACRÍOS QUE PESA UN COJÓN
La supuesta ventaja del maxicosi es que puedes mover al bebé del coche al carrito y del carrito a casa sin sacarle de allí. Si el maxicosi fuera sumergible, técnicamente no necesitarías apear el crío durante los 6 primeros meses. Y esto se supone que es una ventaja…

Pero cuidado, el bebé necesita cambiar de postura y ejercitar sus músculos. Por el contrario, los tuyos no están lo suficientemente ejercitados como para cargar con el maxicosi y pasajero más de 150 metros. Una auténtica tortura, créeme y portea.

CAPAZO = EL COCHECITO DE TODA LA VIDA
En realidad, el capazo es sólo la parte del habitáculo, la carrocería, que va unida al chasis, en el cual van insertadas las ruedas, que transmiten el empuje del motor (tú) al asfalto.

Ya ves, pudiste aprobar el carné de conducir sin tener ni idea de mecánica, pero la necesitarás para sacarte el de padre.

ESTERILIZADOR = ENGAÑABOBOS
El esterilizador es una metáfora de la ambición humana. No se puede esterilizar todo como tampoco se pueden poner puertas el campo.

Aunque esterilices el chupete y el biberón del agua, el nene se va a meter el dedo en la boca después de haber andado a gatas, o de haber jugado con la pulsera del reloj que llevabas en la muñeca, ¡¡muñeca que no te habías esterilizado!!

Pero no te preocupes, esterilizar en demasía es contraproducente para el desarrollo del sistema inmunológico. No te digo na y te lo digo to.

ICTERICIA = NOTASUSTES
Ictericia es un vocablo formado por el prefijo ic, la raíz teri, y el sufijo cia, y significa literalmente “ponle junto a la ventana para que le de el sol”.

MECONIO = TU PRIMERA CAGADA ¡CHISPAS!
Para todo hay una primera vez y todas las primeras veces son especiales. La caca no iba a ser menos y por eso la primera caca tiene nombre de lejano planeta.

CALOSTRO = ¿QUÉ LECHES ES ESO?
El calostro es a la leche materna lo que el meconio a la caca. Vamos, la primera leche.

Y ahora que estamos metidos en mamadurías, ¡ojo papá! cuando hablan de la tetina se refieren a la boquilla del biberón, no es una forma cariñosa de llamar al seno.

PERCENTIL = ESTÁS EN LA MEDIA
El percentil es una palabra que te distingue como miembro de la secta de los padres. Si alguna vez has dicho percentil es porque perteneces al grupo.

Más allá de esta función de reconocimiento, el percentil es una estadística desfasada para corroborar algo que se ve a simple vista.

El percentil se utiliza principalmente para presumir o para justificarse: va a ser muy alto, está en el 90 del percentil; o no está tan gordito, está en su percentil.

DALSY Y APIRETAL = EL DUO DINÁMICO
Dalsy y Apiretal son al botiquín lo que el 3 en 1 y la cinta americana a la caja de herramientas, ¿lo pillas? Con estos dos medicamentos se sale del 90% de los apuros.

Aunque mejor que yo te lo explicará la Boticaria García en este post (que no es porque sea más lista, es porque es boticaria).

BABYSHOWER = CURSIPANDI
Si sabes lo que es no hace falta que te lo explique. Y si no lo sabes da igual, porque no estás invitado.

Y con esto y un bizcocho, si te he visto no me acuerdo.

La caca y la nueva Teoría de la Evolución de las Especies

Durante una etapa de nuestra vida manejamos la caca de los hijos como si fuera un miembro más de la familia. Esta natural adaptación a algo (en principio) tan asquerosete, probablemente encierre un hallazgo que los antropólogos han pasado por alto.

Pocas cosas hay que le den más asco a un ser humano que las cacas de otro ser humano. La caca en general no es plato de buen gusto, pero la de un congénere dobla en asquerosidad a la de cualquier otra especie.

A nadie le gusta hacer slalom por una acera regada de cacas de perro pero, sinceramente, si esa caca está en medio de un camino en el monte, ni te fijas. Y lo mismo ocurre si es excremento de zorro, venado o jabalí. No es la caca lo que nos molesta, es la caca fuera de contexto.

Es más, seamos francos y reconozcámoslo de una vez por todas, qué demonios: el olor de la caca de vaca tiene algo mágico que nos retrotrae a nuestra infancia: aspiras profundamente con los ojos cerrados y te ves a ti mismo de pequeño, correteando por el pueblo de los abuelos en vacaciones… es como el Heno de Pravia, un aroma que nos trae recuerdos de la niñez.

Por no hablar de la caquita escondida en las entrañas de determinados pescados y crustáceos: ¡¡ma-to!!

En resumen, que me voy del tema: la caca humana da mucho asquito; y en cambio, durante una época bastante larga de nuestra vida como padres, somos capaces de lidiar con ella con toda naturalidad y sin sentir nauseas ni arcadas.

¿Qué nos ocurre?, ¿qué extraña mutación se da en nuestro cerebro al convertirnos en padres? No parece lógico un cambio tan drástico de buenas a primeras y sin medicación. Es como si siempre hubieras tenido vértigo y, al día siguiente de tener el bebé, pudieras hacer puenting sin problemas; o como si perdieras el miedo a las serpientes de golpe; o como si de repente te gustase Melendi.

Todo esto es muy raro, pero  tengo una teoría que lo explica y que choca frontalmente con los postulados de Darwin, Lamarck y La Trinca acerca de la evolución de las especies.

Mi teoría es que los machos y hembras de la especie humana mejor capacitados para soportar la caca de sus vástagos son los que más se reproducen y, por tanto, los que perpetúan la especie.

No cabe otra explicación. Después de tener el primer hijo, cualquiera que sepa que le esperan x años limpiando culos jamás tendría un segundo, a no ser que dicho ser humano lleve impreso en su código genético el genoma que le hace inmune a la mierda de los bebés.

caca-bebes
A lo mejor la pituitaria de los progenitores reconoce el ADN propio en el excremento del bebé y actúa bloqueando sensores olfativos, si bien esta línea de razonamiento no sirve para explicar la inmunidad en padres no biológicos.

En cualquier caso no me cabe duda de que los padres y madres, biológicos o no, tienen una predisposición hacia la caca distinta a la del resto de los seres humanos, lo que me lleva a concluir sin nungún género de dudas que los mejores adaptados a la caca se reproducen más y mejor.

Ya lo sabes, no eres descendiente de los más fuertes ni de los más inteligentes ni de los más resistentes: eres descendiente de los que soportan mejor la mierda.

Si no te vas de vacaciones, te hacemos un descuento.

Si lees este post es porque probablemente no te has ido de vacaciones, o al menos porque tu mente sigue en activo. Para compensarte y que se haga más llevadero, hemos decidido dedicarte esta promoción de Semana Santa.

No te voy a engañar, en Noñoño esta semana estamos a medio gas. Las vacaciones escolares, el buen tiempo y el hecho de que tanta gente ande de un lado para otro, no invitan a estar tan al pie del cañón como el resto del año.

Podría aprovechar este post para decirte que estos días estamos últimando la producción de alguna reedición (con sorpresa incluida), pero mejor que todo eso es dedicar una promoción especial para quienes no estáis de vacaciones. descuento-semana-santa
La mecánica es muy sencilla, sólo tienes que entrar en www.noñoño.es, hacer tu pedido con normalidad e introducir este código en la casilla “cupón promocional” (justo después de la forma de envío):

#NOMEVOYDEVACACIONES

Ponlo tal cual, con la almohadilla incluida (corta y pega para mayor seguridad), y automáticamente te aplicará un descuento de 5 € en todos los pedidos superiores a 10€, salvo si pides únicamente el libro Padres no ñoños. Para el resto, cajas regalo incluidas, el cupón es válido hasta el lunes.

* Promoción válida hasta el lunes 6 de abril de 2015, para pedidos superiores a 10€, excepto el libro Padres no ñoños por separado.

Cómo elegir el nombre de tu bebé usando animales domésticos.

Elegir el nombre del bebé es uno de los dilemas más difíciles de resolver para las parejas embarazadas. Pero hoy os propongo la solución definitiva a este problema, inspirada en una curiosa noticia llegada de Inglaterra.

Circula estos días por la prensa que, ante el secretismo con el que los príncipes de Gales llevan el nombre de su próximo bebé, una casa de apuestas ideó la forma infalible de descubrirlo por ellos mismos: organizar una carrera de perros, en la que cada can representaba un nombre.

nombre-bebe
El perro ganador portaba el peto con el nombre de Alexandra, con lo que se dan por zanjadas las especulaciones y ya todos sabemos que la hija de Kate y Guillermo (¿por qué a ella casi nunca le traducen el nombre y a él sí?) se llamará Alexandra, o Alejandra, según el insondable criterio del papel couché.

En este link puedes ver el vídeo con el resumen de la carrera, si es que tu corazón resiste las emociones fuertes.

Es posible que te importe un pito el nombre del bebé de los Windsor, pero lo importante de la noticia es que abre todo un maravilloso mundo de posibilidades para resolver el delicado tema de la elección del nombre de tu bebé, usando animales domésticos. Aquí van algunas propuestas:

CARRERA DE GALGOS
La primera opción es muy sencilla y consiste en copiar directamente lo que hicieron los ingleses. Organiza la carrera en tu canódromo más cercano, imprime los nombres de tu lista de posibles candidatos en los petos, ¡¡y a correr!! (los perros, no tú).

¿Y de dónde saco petos para galgos? me preguntarás. Efectivamente esa es una pega importante, pero puedes improvisarlos usando bolsas de plástico del super, escribiendo los nombres con un rotulador indeleble.


Si por el motivo que sea no dispones de un canódromo con galgos, te propongo una variante:

CARRERA DE TORTUGAS ROTULADAS
Esta fórmula es igual de sencilla y efectiva pero exige armarse de pacieeeeencia, porque las tortugas son muuuuy lentas. Y lo que es peor, son impredecibles. Puede ocurrir que cuando la tortuga con “Nicolás” lleve 43 minutos en cabeza y le falten apenas centímetros para cruzar la meta, le de por pararse o cambiar de dirección. Entonces tú, que ya te habías hecho a la idea de llamar a tu bebé Nico, ves como Bernardo (la favorita de la abuela) gana la competición. Puede ser frustrante.

La ventaja de la carrera de tortugas frente a la de galgos es que si la llegada es muy apretada la fotofinish se hace a ojo.

Para esta prueba necesitas contar al menos con tantas tortugas como nombres estés barajando, pero ¿qué ocurre si sólo tienes una tortuga? En ese caso la solución es otra.


TORTUGA CONTRARRELOJ
Si sólo dispones de un galápago puedes organizar diferentes pruebas contrarreloj, en cada una de las cuales la tortuga representa un nombre de bebé diferente. Al final de todas las carreras, gana el nombre que portaba la tortuga en la tanda que realizó el mejor tiempo.

Es importante comenzar esta prueba antes de la semana 24 de embarazo, porque si tienes dudas entre muchos nombres puedes acabar saliendo de cuentas antes de tener la solución.


Si no tienes canódromo ni tortuga, puedes elegir el nombre de tu bebé recurriendo a la famosa técnica del pulpo Paul. Porque aceptamos pulpo como animal de compañía, ¿verdad?

EL PULPO PAUL
Esta es la forma más fácil de elegir el nombre, ya que hay pulpos en la mayoría de hogares españoles.

Seguramente recuerdas al pulpo Paul, aquel que se hizo famoso adivinando los resultados de los partidos de la Eurocopa y el Mundial de 2008 y 2010. Ahora sólo tienes que sustituir los nombres de las selecciones en las urnas por los nombres de bebés. Al primero al que se acerque el pulpo, ese es el ganador.

elegir-nombre-bebe

También hay técnicas para elegir el nombre de tu bebé con otros animales de compañía como palomas mensajeras, camaleones o polillas, pero dejo los detalles a tu imaginación.


En general, el tema de ponerle nombre al bebé es de los más delicados y con los que más cuidado hay que tener, porque un nombre es para siempre. Y este es precisamente el título de uno de los capítulos de “Padres no ñoños” que te invito a leer a cambio de un compartido.

“Ya verás cuando venga tu padre”

El 19 de marzo es el día del padre y es el mejor momento para regalarles un pequeño homenaje a los nuevos papás, esos tipos confusos y desorientados que han dejado atrás un modelo de paternidad que no les gustaba, a cambio de otro que aún no saben cuál es…

No hace mucho tiempo, ser padre era ser el único que llevaba los pantalones en casa. En la calle o en el trabajo podía ser el último mono, pero en casa era el cabeza de familia, el mandamás.

comer-huevos
Ya lo decía el dicho: “cuando seas padre comerás huevos”, una frase que, superado su primitivo significado literal, se convirtió en la metáfora del máximo poder y la impunidad: el padre hace lo que le sale de los huevos, que para algo se los come.

Para desempeñar dicho papel tan sólo se exigían habilidades con el taladro (reales o fingidas), mecánica básica del automóvil (nivel cambiar una rueda y observar circunspecto la varilla del aceite) y saberse los nombres de los árbitros de primera para poder mentar, paradójicamente, a sus madres.

Con estas cuatro pautas y poco más, un tío podía sacarse el carné de padre y tirar millas sin complicarse la vida ni pensar mucho en ello. Bastaba con servir de modelo a los hijos varones en el noble y aromático arte del ventoseo, y en hacer palidecer de terror a los pretendientes de las hijas adolescentes, para que echar un quiqui tuviera más peligro que subir al K2 en cangrejeras.

Podría gustarles más o menos, pero era un rol bien definido, con normas claras y sencillas. Sin ambigüedades.

En cambio, los papis de hoy a los que va dedicado este post, traen un cacao mental que no se aclaran y por eso quiero que todos les enviemos un mensaje de cariño y empatía.

El papá de hoy ha abandonado aquella imagen trasnochada del cabeza de familia, pero el pobrecillo no sabe muy bien por cuál sustituirla. El papá de hoy no quiere comer huevos, quiere compartirlos; pero no sabe si su papel es ir al mercado, comprar el huevo, freírlo, cocerlo, servirlo, echarle sal… o incubarlo.

A las mamás no les pasa porque ellas han liderado este cambio tan positivo, pero los papás, aunque están llenos de buenas intenciones, no saben si tienen que ser un contrapunto o un complemento, si tienen que mostrarse sensibles o indestructibles, si tienen que preparar la papilla con el taladro o cambiarle el aceite al niño; si ser papá es algo distinto, o si es como ser una mamá con pilila.

¡Pues qué más da! Lo importante hoy es decirles a estos pobres papis desorientados que sigan así porque lo están haciendo muy bien.

Felicidades y enhorabuena a todos esos papis que habéis conseguido que la frase ya verás cuando llegue tu padre deje de ser una amenaza, para convertirse en una ilusionante promesa: ¡¡ya verás cuando llegue tu padre :-)))!!

Feliz Día del Padre.

Cómo tener un bebé y no volverse unos cursis. Breve biografía de un libro bastardo.

Hace mucho tiempo que no hablo de mi libro. Umbral no estaría nada orgulloso de mí. Pero se acerca el Día del padre y Padres no ñoños, subtitulado “Cómo tener un bebé y no volverse unos cursis”, es un libro divertido y didáctico para regalar a papás recientes o futuros. Os cuento un poco más sobre su origen y su contenido.

EL NACIMIENTO
Padres no ñoños es un libro no esperado, se puede decir que nació de penalti, un libro bastardo. Cuando nos pusimos a “eso” no teníamos la intención de tener un libro. Los consejos para papás y mamás no ñoños nacieron como posts para este mismo blog, pero me calenté escribiendo y, pasados unos meses, tenía un texto hecho y derecho.

Entonces la Editorial Planeta me pidió que reconociera la paternidad del libro y que lo hiciera público.

Lo hablé con mi socia y no nos quedó más remedio que aceptar al libro en nuestra marca como un hijo más. Desde entonces convive con los bodies y camisetas de Noñoño, y forma parte de las divertidas y originales cajas de regalo para recién nacido.regalo dia del padreEL CONTENIDO
La gente se comporta de forma extraña cuando llega un bebé. Hay reacciones que son perfectamente comprensibles teniendo en cuenta que no es lo mismo tener un hijo que cambiar de coche. Pero hay otras que no tienen justificación, como por ejemplo vestirle de paje del sg XVII, sumergirle en colonia de bebé, o eliminar del repertorio de conversaciones cualquier otro tema que no sea “mi bebé”.

¿Qué nos pasa?, ¿por qué nos volvemos tan empalagosos?, ¿es genético, cultural, neurológico? El objetivo del libro es buscar respuestas a estas preguntas y dar pautas para reconocer la ñoñería y evitar caer en ella.

Los títulos de algunos capítulos te darán pistas del contenido:

Un nombre es para siempre.
Los regalos putada.
A pequeños niños, grandes remedios.
Hablar en bobo.
No te agobies, que le agobias.
Melodías insufribles de ayer, hoy y siempre.
No compitas.
No montes un taco con los tacos.

MEDIO EN BROMA MEDIO EN SERIO
Dar consejos sobre educación, paternidad y maternidad es muy delicado.  No me siento autorizado para dárselos a nadie, pero es que aunque estuviera en posesión de la verdad absoluta acerca de cómo enfocar la crianza de un bebé, creo que me lo callaría para no meterme en follones.

Por eso el libro está enfocado desde el humor de principio a fin; desde el prólogo (escrito por un bebé de tres meses*) hasta la sinopsis y los testimoniales de la contraportada.

Y por eso también una de las cosas que más nos llamó la atención durante la campaña de promoción es que la prensa y la crítica coincidieron en que es un libro lleno de “sensatez”. Incluso un periodista de La Razón de Cádiz me dijo off the record que le había parecido un libro muy inteligente (imagínate ahora mi cara de tontorrón presuntuoso).

Estas son algunas de las mejores reseñas: ABC Familia o Libros y Literatura.

En cualquier caso, Padres no ñoños es un libro ligero, ameno y divertido. Un libro para leerse de una sentada (no especifico donde) y para reírse un rato de los demás y de uno mismo. ¡¡El regalo perfecto para el día del padre!! Consíguelo aquí.

* Bueno, en realidad el prólogo también lo he escrito yo, haciéndome pasar por un bebé de tres meses, cosa que no me ha costado demasiado.

Neonatos digitales: los hijos de los padres enganchados

Enviar tuits desde el útero o saber cómo está de cargado (con y sin erre) el pañal del bebé sin levantar la vista de la pantalla, son algunas prestaciones que seguramente echaban de menos la mayoría de papás y mamás embarazadas…

El viernes pasado tuve el honor de apadrinar a Madre Reciente en la presentación de su novela de ciencia ficción Galatea; y el sábado me tropecé con este post del pediatra Mi reino por un caballo, en el que da un repaso (tanto en sentido real como metafórico) a algunos de los gadgets tecnológicos más surrealistas para papás, mamás y bebés. Así que hoy estaba predestinado a escribir un post sobre tecnología futurista aplicada a la maternidad y la paternidad.

Mucho se habla últimamente de los nativos digitales, esos chavales de ahora que aprenden a instalar aplicaciones antes que a hablar; que son incapaces de hacer rodar una peonza de las de toda la vida, pero te encuentran el vídeo de la primera comunión de Ronaldo en Youtube con una mano, sin soltar el mando de la play con la otra.

Pero hoy quiero reflexionar sobre otro fenómeno más fascinante y aún no descrito: los neonatos digitales, incluyendo también a los que ya están en contacto con las tecnologías antes incluso de nacer. No es coña, en el post que recomiendo más arriba verás un dispositivo que permite enviar tuits desde el útero.

El fenómeno de los neonatos digitales surge cuando a una obsesión le sumas una preocupación. Es decir, cuando a unos padres obsesionados con los dispositivos móviles, las aplicaciones y las redes sociales, les metes el miedo en el cuerpo con todas las cosas malas que le pueden pasar a su bebé.

Obsesión + preocupación = ¡¡mercado!!

mama-twitterLuego los críos crecen y pasa lo que pasa: ¡¿cómo vas a pedirle que deje un rato la Nintendo si le monitoreabas con el iPhone cuando estaba en la barriga?!

Para que veas que no exagero, voy a comentarte algunos de los inventos que más me han llamado la atención del post del doctor.

El monitor de respiración en el pañal
Al unir tecnología con pañal no puedo dejar de imaginarme la blanca pulcritud de un iLoquesea corrompida por la ocre untuosidad de una fuga orgánica, ¿serán dispositivos antimierda? ¿lo indicarán como los relojes sumergibles: Cacaproof Resistant, 50 mkns?

La App que envía un tuit cuando el bebé se hace pis
Que el móvil avisase de las meadas era algo que tenía que acabar pasando antes o después. Era inevitable que se le ocurriese a alguien, porque ¿qué sonido hace el móvil cuando entra una notificación?: Pi-pi. Efectivamente, sólo había que relacionar.

Pero la aplicación no se queda ahí, sino que puedes descargarte estadísticas con la evolución de las series cronológicas y el volumen de las meadas del bebé, con ellas establecer patrones, crear gráficos, animaciones, ¡¡el límite es tu imaginación!!

Esta app sirve sobre todo para no tener que levantar la vista ni un segundo de la pantalla, ni siquiera para mirar el pañal. Confiésalo, lo estabas deseando.

Pañales que analizan la orina
Un paso más allá es el de este pañal que analiza la orina en caliente, valga el chascarrillo. En algunos casos no es mala idea, porque hacerle un análisis de orina a un bebé es tarea delicada: si le dejas con pañal no puedes recoger la muestra, y si le tienes desnudo tumbado boca arriba, esperando con el tubito, puedes acabar recibiendo una lluvia dorada.

Pero si el bebé no ha dado síntomas de infección, no sirven sino para alimentar miedos y obsesiones.

No todo está pensado para ponérselo en el culete, también hay bodies que controlan las constantes vitales, la temperatura y otros datos, y te avisan de si el bebé esta vivo o no. Digo yo que, al ritmo que se le cambia la ropa a un bebé, o le compras 30 bodies con sensores, o te la juegas a cara o cruz cada vez que le vistes: “¿y si le pasa algo justo cuando lleva un body de algodón de toda la vida?, jamás me lo perdonaría”. Desquiciante.

Volviendo al tema de los gadgets, hay muchos más muy llamativos, bien en el mercado o en proyecto, pero creo que aporto más a la sociedad proponiendo aplicaciones nuevas que criticando los presentes. Ya que la invasión tecnológica es irremediable, aquí van algunas ideas más prácticas y originales:

GoPro Fetal: revive tu propio nacimiento con cámara subjetiva
Imagínate que el bebé pudiera grabar su propio nacimiento con una de esas cámaras que se ponen los ciclistas en el casco, colocada mediante laparoscopia en la cabeza del bebé días antes de salir de cuentas. Algo así como los reportajes de Jesús Calleja o 21 días, pero sin tanto fantasmeo.

SelfApplace: palo de selfie para atarse los cordones las embarazadas
Esto quizá se aleja un poco del glamour tecnológico de otras aplicaciones, pero es el resultado de sacarle un nuevo uso a un artilugio muy extendido. Si inventaran una app para atarse los cordones con el Smartphone, bastaría con utilizar el palo de selfie para facilitarles la vida a miles de embarazadas terminales.

El mimómetro voltáico: ñoñerías las justas
Un conjunto de sensores y una cámara registran cambios en los patrones gestuales del bebé, y cuando detectan que el crío está hasta las pelotas de que le hagan carantoñas, provoca descargas eléctricas al contacto con la saliva de extraños.

Body ÑoñeríasCrying Dj Mixer: convierte los llantos en música electrónica
Los Djs y productores músicales llevan años demostrándonos que cualquier ruido es susceptible de formar parte de una grabación modernita: desde una sirena de policía hasta el ruido de una cisterna.

Partiendo de este principio se podría desarrollar un equipo de audio portátil que detecte la tonalidad y el ritmo del llanto del crío, y emita un temilla molón donde queden integrados como parte del acompañamiento, dotando así de buen rollo a los momentos más tensos, para solaz de los papis y del propio bebé.

Y hasta aquí el post porque no se me ocurren más, pero si me dejáis ideas en los comentarios las recopilo para otro post ¡¡comentad, malditos, comentad!!

Porteo etílico y perreo preñador

La sueca que se quedó embarazada sin quitarse ni la ropa, el bebé falso de la película de Clint Eastwood, o el ingenioso artilugio de porteo etílico, son algunas de las noticias curiosas que hemos recopliado estos días en la red.

embarazo-serruchoSE QUEDA EMBARAZADA POR HACER EL BAILE DE “EL SERRUCHO”
Mira que os lo tengo dicho: ¡¡cuidadín con el perreo!! Pero nada, ni caso, es empezar a sonar la hipnótica melodía del Baile del Serrucho* y las mujeres caen rendidas. Hasta cierto punto lo entiendo, porque no se ha compuesto canción más romántica ni embriagadora en la historia del perreo, pero ¿tanto como para caer embarazada de amor?

Eso es lo que afirma una chica sueca, que asegura haberse quedado embarazada sólo por bailar, sin quitarse la ropa ni hacer todo lo que hay que hacer para quedarse en estado.

No quiero ser mal pensado pero no me deja opción. Una de dos, o su compañero de baile es fino y habilidoso como esos carteristas que te quitan el reloj de la muñeca sin que te enteres, o la que está tratando de metérnosla (doblada, no tiesa) es ella.

Amiga escandinava, si me estás leyendo déjame decirte una cosa: si  lo dices porque te da vergüenza admitir que la verdad es otra, esta invención es aún más vergonzosa. Y si realmente es tan increíble como dices, trata de mantenerlo con la mayor discreción para que la vida de tu hijo no esté vinculada para siempre al Baile del Serrucho. Imagínale dentro de unos años, en la cantina del IKEA:
– Toca otra vez mi canción, Sam.
– Traigan la maiseeena, porque voy a dar serrucho, serrucho, serrucho.

Hay otro detalle de la noticia que no he podido pasar por alto porque me ha dolido en lo más profundo. Cito textualmente: A esta forma de baile se le conoce como “perreo” o, para los de más de 45 años, “lambada”. ¡¿Los mayores de 45?! ¡¡Mecagontostusxxxx!!

*  Dejo el link a título informativo, pero me eximo de cualquier responsabilidad sobre las consecuencias derivadas de hacer clic en él.

embarazada-traga-espadasLA EMBARAZADA QUE TRAGA ESPADAS
He estado investigando en distintos sitios sobre nutrición y alimentación para embarazadas, he leído con atención consejos y recomendaciones, incluso he revisado línea por línea este post de la Boticaria García titulado Alimentos prohibidos en el embarazo y reconozco que no he encontrado ningún lugar en el que se desaconseje de manera explícita tragar sables. Esto es así y tengo que decirlo. ¿Pero quiere ello decir que SÍ se puedan tragar espadas durante la gestación? Para esta chica evidentemente es así.

Quizá tenga un buen motivo para ello y eso es lo que le pregunta la entrevistadora:
– ¿Por qué lo haces?
– Porque me gusta hacer cosas diferentes.

Ah, pues entonces vale. Sólo nos queda esperar que el bebé sea faquir y no le afecten los pinchazos.

bebe-porteo-simuladorLA MEJOR MANERA DE BEBER ALCOHOL ES… ¿DENTRO DE UN BEBÉ?
El futuro del ser humano está garantizado mientras sigan existiendo personas maravillosas con la capacidad de ir un paso por delante, mentes brillantes que no se conforman con aceptar las cosas como son y para los que lo imposible es el punto de partida; genios que siempre se preguntan: ¿qué puedo hacer yo para mejorar el mundo?

Da Vinci, Edison, Fleming, Tesla, Einstein… y ahora Simon Philion, que ha inventado “The Cool Baby”, un bebé de plástico en donde puedes disimular tu bebida alcohólica favorita. Nada de zumos o refrescos, el dispositivo sólo es válido para espirituosos.

Sólo necesita un millón de pesos mexicanos para sacar adelante el proyecto, ¿hacemos una colecta?

bebe-falsoEL FALSO BEBÉ QUE UTILIZA CLINT EASTWOOD EN “EL FRANCOTIRADOR” CAUSA FUROR
La prensa cinematográfica y los principales periódicos internacionales se han hecho eco y se han mofado bastante del muñeco que aparece en una de las escenas de la útlima película de Clint Eastwood.

Seguramente te estás haciendo la misma pregunta que yo: ¿se le podrá echar vodka dentro?

Por lo visto, a falta de bebés reales o buenas reproducciones, se agarraron al primer nenuco que tenían a mano y canta la Traviata, quitándole dramatismo y credibilidad a toda la escena. El guionista y productor ejecutivo de la película argumentó que “teníamos dos bebés previstos, pero uno se puso enfermo y el otro no había venido, así que hubo que recurrir a los muñecos”.

Para evitar este tipo de situaciones, nosotros tenemos siempre a disposición de Noñoño un auténtico bebé, un niño encantador que no da nada de guerra. Tierno y cariñoso, siempre está encantado de posar para la cámara, incluso de hacerse un selfie.

selfie

8 cosas que has de hacer antes de quedarte embarazada

Hay publicadas numerosas listas que recomiendan las cosas que deberías hacer antes de quedarte embarazada y ser mamá. Pero quizá por falta de conocimientos o exceso de escrúpulos, son listas incompletas, en las que falta lo más importante. Hoy en el Patuco Feo completamos las cosas que deberías hacer antes de quedarte embarazada.

Internet es la patria de los listados y no podrían faltar los que recopilan las cosas que supuestamente tendrías que hacer antes de tener hijos.

En En Femenino, por ejemplo, recomiendan entre otras cosas cumplir tus metas profesionales… ahí es nada, como si fuera fácil. Más parece una advertencia velada, una amenaza: si no los cumples antes, después olvídate. Así está el tema.

El resto es una fusión de obviedades (ahorra, come saludable) e insensateces (compra muebles ideales, una mascota, etc.) difíciles de encajar precisamente en esta lista.

Pero no es la única, aquí te dejo dos links más (uno y otro) para que satisfagas tu ración de tópicos diaria: duerme hasta tarde, viaja, mantén limpia la casa, ¡¿practica deportes extremos?! ¿cómo Shakira?, etc.

Y a continuación paso a contar lo importante. Como diría el Gran Wayoming, ya conoces las listas, ahora te contaremos la verdad:

1.- Decide el nombre

Vamos a ir echando un xxlvete y luego ya, si eso, pensamos en el nombre. – ¡¡ERROR!!

Nos creemos que lo del nombre es lo más fácil, nos despreocupamos, lo dejamos para el final, y cuando nos damos cuenta de lo jodidamente difícil que es elegir uno, resulta que ya es tarde y acabamos llamando a la criatura de cualquier manera. Decidimos el nombre a la desesperada, por descarte: el que no desagrada ni al padre ni a la madre ni a los abuelos, a los vecinos, etc.

Por eso, si vas a mantener relaciones sexuales sin protección, asegúrate de tener en la mesilla de noche una lista (otra) con al menos un par de nombres elegidos, uno de chico u otro de chica. Haz la lista con tu chico, llama a tu madre, a tu suegra si lo consideras necesario, y no os metáis en harina hasta tenerlo consensuado.

2.- Caga con la puerta abierta
Ni el alpinismo, ni el nudismo, ni el vuelo sin motor… no existe mayor sensación de libertad que poder hacer tus necesidades con la puerta del baño abierta. Sólo las personas auténticamente libres pueden hacerlo. Y esa posibilidad desaparecerá cuando seas madre. Así que aprovecha y hazlo al menos una última vez antes de que sea tarde.

3.- Trágate de una atacada todos los capítulos de tu serie favorita
Ahora te parecerá muy fácil ver una serie, incluso una peli entera, y te imaginas que cuando seas madre podrás seguir haciéndolo después de acostar al bebé, cualquier día por semana, ¿a que sí? Pues déjame decirte una cosa: ¡una mieeeerda!

En un porcentaje altísimo de los casos, a los padres la noche se les echa inexplicablemente encima sin darse cuenta, y cuando llega el ansiado momento de tirarse en el sofá, las neuronas tienen más ganas de Belén Esteban que de Don Draper.

4.- Vete a dar un paseo en coche con tres adultos
¿A que no se te había ocurrido esto?, ¿a que pensabas que la maternidad no estaba reñida con llevar a personas adultas en tu coche? Pues lo está.

Las medidas de seguridad (por otra parte necesarias) obligan a instalar dispositivos que anulan el resto de plazas del vehículo. Así que olvídate de decir aquello de “tengo coche, os acerco”. Porque sí, tienes coche, pero o te pones a desinstalar la sillita (entre 4-5 horas, nivel experto), o mejor que pillen un taxi.

Por no hablar del CD de los Cantamañanas que se reproduce automáticamente en cuanto metes la llave de contacto. Pero esa es otra historia.

5.- Vete al parque echar pan a los patos
Un parque es un reducto de paz, un escondite en la ciudad al que escapas buscando robarle un poco de libertad a la rutina que te enclaustra. Y echar a pan a los patos es una diversión llena de encanto y emoción.

Aprovecha ahora y quédate con esa imagen idílica del parque, porque cuando seas madre el parque se convertirá en otra rutina más. Ir al parque será como ir a la oficina: un lugar muy aburrido e incómodo al que no te gusta ir, pero al que vas porque es tu obligación, con un horario que hay que respetar y unos compañeros con los que tienes que convivir, te gusten o no.

Si todavía estás a tiempo, dale su última oportunidad al parque y quédate con un buen sabor de boca.

6.- Píllate un pedo monumental
Si te gusta tomar algo de alcohol de vez en cuando, antes de quedarte embarazada agárrate una cogorza descomunal, a ser posible de anís. O mejor todavía: de una mezcla de vino, cerveza, cubatas… y de postre anís.

Una melopea indecente que al día siguiente te haga sentir miserable y patética, que te deje la madre de todas las resacas y que te quite las ganas de volver a probar ni una sola gota de alcohol en los próximos muchos meses. Lo vas agradecer.

7.- Tírate un fin de semana entero sin hacer NADA
Pero nada de nada. Levántate a las doce o la una. Vete de la cama al sofá, pon la tele un rato. Vuelve a la cocina. Desayuna un café bebido. Mira el Facebook en el móvil. Vuelve al sofá, o a la cama. Picotea desordenadamente cualquier cosa que haya en la despensa. No respondas a las llamadas, y si lo haces, miente para no quedar con nadie. Ponte el chándal encima de la ropa de dormir y baja al chino a por leche, o cervezas, o patatas fritas (no importa la fecha de caducidad); ¿qué hora es?, ¿ya las 7 de la tarde? Qué día más tonto. Pon la tele otra vez. Lo que sea… y así hasta las 12 o las 2 de la mañana.

8.- Vete al cine
Esto seguramente viene en muchas otras listas, pero lo he incluido en ésta porque un experto en redes sociales me dijo que las listas de 8 cosas funcionan mejor que las de 7. Bien pudiera haber elegido otras: di muchos tacos, foxxa todo lo que puedas, etc. etc. Pero que narices, aunque suene a tópico: vete al cine.

volvereis-al-cineAdvertencia importante: todo lo escrito en este post es hipérbole literaria. Todo está exagerado y dramatizado con el único objetivo de hacer reír. En realidad, muchas madres y padres pueden ver sus programas de tele favoritos a diario, agarrados a su botella preferida de ron, y se lo pasan bomba con otros papis, a los que llevan de parque en parque en su propio coche.