Los rumores alrededor de la bebé real

con No hay comentarios

Hoy vamos a romper una de las líneas editoriales de El Patuco Feo. Tras meses resistiéndonos a hablar sobre la bebé real inglesa, por fin sucumbimos al ritmo que impone la actualidad y vamos a comentar algunas curiosidades.

keep-calm-and-cotillea
Pues sí, somos humanos y no nos resistimos al cotilleo. ¡¿Qué, cómo?! ¿Qué ya hemos hablado del tema? Anda, pues vas a tener razón… en realidad lo tratamos de pasada en el post sobre Cómo elegir el nombre de tu bebé usando animales domésticos.

En cualquier caso, el post de hoy entra de lleno en el tema y puede suponer un borrón en este ecléctico blog que suele huir de los tópicos y los caminos trillados.

Quién sabe si pronto hablaremos de la tal Kim Kardasian (o como demonios se escriba). ¡¿Qué, cómo?! ¿Qué ya hemos hablado de ella? Anda, pues vas a tener razón, en realidad lo comentamos de pasada en el post Las mujeres culonas tienen hijos investigadores.

En fin, mal día para dejar de hacer listas de consejos en el blog… A lo que íbamos, estos son algunos de los curiosos rumores que han nacido alrededor del nacimiento, o viceversa.

LA FECHA ESTÁ FALSEADA
Ha sido muy comentada la imagen de Kate posando poco después de dar a luz, con una frescura y lozanía que más parecía salida de un spa que de un paritorio.

Unos dicen que es gracias a que fue un parto natural. Otros dicen que no es natural salir del parto con mejor cara que después de una siesta. Y otros dicen que ni natural ni no natural: es mentira, la niña nació entre 3 y 10 días antes y nos engañan como a bobbies.

Quienes sostienen esta teoría afirman también que a la bebé se la ve demasiado grande para acabar de nacer. Uff, no sé.

Y claro, uno se pregunta, ¿qué interés puede tener la casa real en que Kate luzca tipín?, ¿acaso la salud de la monarquía británica depende de las turgencias y tonsuras de la consorte? No es por ser anticonspiranóicos, pero todo tiene poco peso.

FUE MATERNIDAD SUBROGADA Y KATE LLEVABA UN COJÍN

Esta teoría tiene más sentido que la anterior, porque así como el pueblo británico soporta lorzas y ojeras en sus monarcas, quizá no agradaría tanto lo del vientre de alquiler. A saber lo que diría Loyalstone (el Peñafiel de allí) en los documentales de cotilleo de la BBC.  Seguramente la pondría a parir.

Pero lo que más me fascina de este rumor es la presunta figura del Maestro Cojinero Real, ese artesano propio de cuento de princesas que se dedicaría a engordar cada noche un poco el cojín, introduciendo la cantidad exacta de pluma de ganso, repartiendo el relleno con precisión milimétrica para imitar así la forma de una barriga de embarazada real (lo de real en los dos sentidos).

LA ROCAMBOLESCA HISTORIA DE LA TÍA SECRETA

Puestos a murmurar, ¿por qué no tirar de mito e involucrar a Lady Di?, ¿cómo? Muy sencillo (o no):

Se murmura que Kate visitó durante su embarazo a una tía secreta de la bebé real.
Um, interesante.
Que esta tía secreta sería hija secreta (por tanto) de Lady Di.
Aquí hay miga.
Y que dicha hija habría sido concebida por la mujer de un doctor que robó los óvulos que se usaron en los tests de fertilidad de Diana.
¡¡Mátame camión!!

Tras leer todo esto pensaréis que en Noñoño hemos consumido alguna sustancia alucinógena, pero no, solamente nos hemos visto este artículo (sí, está en inglés, pero creedme, más o menos eso es lo que cuenta).

BOLA EXTRA: La reina cambiando pañales

Habíamos visto a la soberana inglesa catando diferentes licores con sobria actitud, pero no la habíamos visto cambiando pañales… pues hoy tampoco. La imagen que veis es un juego de una fotógrafa, que recreo esta escena utilizando dobles.

Comentarios

Dejar un comentario