Cómo elegir el nombre de tu bebé usando animales domésticos.

con No hay comentarios

Elegir el nombre del bebé es uno de los dilemas más difíciles de resolver para las parejas embarazadas. Pero hoy os propongo la solución definitiva a este problema, inspirada en una curiosa noticia llegada de Inglaterra.

Circula estos días por la prensa que, ante el secretismo con el que los príncipes de Gales llevan el nombre de su próximo bebé, una casa de apuestas ideó la forma infalible de descubrirlo por ellos mismos: organizar una carrera de perros, en la que cada can representaba un nombre.

nombre-bebe
El perro ganador portaba el peto con el nombre de Alexandra, con lo que se dan por zanjadas las especulaciones y ya todos sabemos que la hija de Kate y Guillermo (¿por qué a ella casi nunca le traducen el nombre y a él sí?) se llamará Alexandra, o Alejandra, según el insondable criterio del papel couché.

En este link puedes ver el vídeo con el resumen de la carrera, si es que tu corazón resiste las emociones fuertes.

Es posible que te importe un pito el nombre del bebé de los Windsor, pero lo importante de la noticia es que abre todo un maravilloso mundo de posibilidades para resolver el delicado tema de la elección del nombre de tu bebé, usando animales domésticos. Aquí van algunas propuestas:

CARRERA DE GALGOS

La primera opción es muy sencilla y consiste en copiar directamente lo que hicieron los ingleses. Organiza la carrera en tu canódromo más cercano, imprime los nombres de tu lista de posibles candidatos en los petos, ¡¡y a correr!! (los perros, no tú).

¿Y de dónde saco petos para galgos? me preguntarás. Efectivamente esa es una pega importante, pero puedes improvisarlos usando bolsas de plástico del super, escribiendo los nombres con un rotulador indeleble.


Si por el motivo que sea no dispones de un canódromo con galgos, te propongo una variante:

CARRERA DE TORTUGAS ROTULADAS

Esta fórmula es igual de sencilla y efectiva pero exige armarse de pacieeeeencia, porque las tortugas son muuuuy lentas. Y lo que es peor, son impredecibles. Puede ocurrir que cuando la tortuga con “Nicolás” lleve 43 minutos en cabeza y le falten apenas centímetros para cruzar la meta, le de por pararse o cambiar de dirección. Entonces tú, que ya te habías hecho a la idea de llamar a tu bebé Nico, ves como Bernardo (la favorita de la abuela) gana la competición. Puede ser frustrante.

La ventaja de la carrera de tortugas frente a la de galgos es que si la llegada es muy apretada la fotofinish se hace a ojo.

Para esta prueba necesitas contar al menos con tantas tortugas como nombres estés barajando, pero ¿qué ocurre si sólo tienes una tortuga? En ese caso la solución es otra.


TORTUGA CONTRARRELOJ

Si sólo dispones de un galápago puedes organizar diferentes pruebas contrarreloj, en cada una de las cuales la tortuga representa un nombre de bebé diferente. Al final de todas las carreras, gana el nombre que portaba la tortuga en la tanda que realizó el mejor tiempo.

Es importante comenzar esta prueba antes de la semana 24 de embarazo, porque si tienes dudas entre muchos nombres puedes acabar saliendo de cuentas antes de tener la solución.


Si no tienes canódromo ni tortuga, puedes elegir el nombre de tu bebé recurriendo a la famosa técnica del pulpo Paul. Porque aceptamos pulpo como animal de compañía, ¿verdad?

EL PULPO PAUL

Esta es la forma más fácil de elegir el nombre, ya que hay pulpos en la mayoría de hogares españoles.

Seguramente recuerdas al pulpo Paul, aquel que se hizo famoso adivinando los resultados de los partidos de la Eurocopa y el Mundial de 2008 y 2010. Ahora sólo tienes que sustituir los nombres de las selecciones en las urnas por los nombres de bebés. Al primero al que se acerque el pulpo, ese es el ganador.

elegir-nombre-bebe

También hay técnicas para elegir el nombre de tu bebé con otros animales de compañía como palomas mensajeras, camaleones o polillas, pero dejo los detalles a tu imaginación.


En general, el tema de ponerle nombre al bebé es de los más delicados y con los que más cuidado hay que tener, porque un nombre es para siempre. Y este es precisamente el título de uno de los capítulos de “Padres no ñoños” que te invito a leer a cambio de un compartido.

Comentarios

Dejar un comentario