Entrevista embarazosa a Mamá Gnomo

con No hay comentarios

“Visto a mis hijas iguales y no sin su lazo”
fdo. Las Aventuras de Mis Gnomitos y Yo.

Querid@ lector, después de leer este terrorífico titular te estarás preguntando si éste es El Patuco Feo o si te has equivocado de blog; si se nos ha colado un virus, un trollano, o si nos ha hackeado un “piratillla”.

Deja ya de darle al botón refrescar del navegador porque esto es lo que hay. La frase la firma la bloguera embarazada que se presta a este cuestionario embarazoso. ¿Y por qué?, te preguntarás. La respuesta es sencilla, la causa noñoña es una causa abierta a todo el mundo, que acepta otras creencias y que se acerca a ellas con voluntad conciliadora.

gnomitos Así que hemos invitado a esta sección a una amantísima madre de dos hijas, que pronto serán tres. Ella se presenta como un gnomo, lo que nos hace sospechar que es 7 veces más fuerte que nosotros, pero que siempre está (y eso es lo importante) de buen humor.

Os dejo con una entrevista que podría haber acabado como el Rosario de la Aurora, si no fuese poque lo que el humor ha unido, no lo separarán unos lacitos. Quizá descubramos que la mamá gnomo tiene su puntito de malamadre…

LOS PROLEGÓMENOS
La primera pregunta no es obligada, pero la estás pidiendo a gritos: ¿qué hace una mamá que siempre lleva a las dos niñas iguales y con lacitos, prestándose al cuestionario embarazoso de Noñoño?, ¿es un propósito de enmienda, es una penitencia?, ¿o es una infiltración en las entrañas del enemigo con fines desestabilizadores?

– Esto último. Yo quiero conquistar el mundo y para ello estoy aquí. Eso de al enemigo ni agua no me vale, desde dentro es como se consiguen los grandes triunfos. Mira el caballo de Troya, así venimos nosotras, sólo que vestidas igualitas y con lazos las peques. Porque sí, yo me vestiría a conjunto con ellas siempre también. (Me muero de risa malvada).
* Estamos prevenidos.

Tu blog se titula Las Aventuras de mis Gnomitos y Yo, ¿buscabas algo delieberadamente cursi, te resultan atractivos los enanitos de jardín, o es que sois todos muy bajitos?

– Jajaja, bajitas puede que seamos, pero aunque no lo creas ¡¡es el título menos ñoño que se me ocurrió!!! ¡¡¡No es nada cursi!!!! Mi hija mayor -al nacer la criatura- se parecía a David el Gnomo, sólo le faltaba que el gorrito del hospital fuera rojo… Nos hinchábamos a reir mirándola y diciendo “pobrecita, qué cara de gnomo tiene…”.
Con padres como estos, quién necesita enemigos…

Hablemos de tu estado. He leído en tu blog que tus embarazos llegaron sin planificar, ¿eres así de descuidada para todo?, ¿o en realidad planificaste “no planificarlo”?

– Ehhh, sí, soy así de descuidada para todo, pero también lo segundo. La Mayor tardó en llegar dos años, así que pensé que tampoco iba a ser siempre a la primera. Con lo que el embarazo de la Mayor vino sin planificar aunque fue buscadíiiiisimo; el segundo vino de sorpresa y se perdió; el de la Chica fue al primer descuido, y éste tercero ha debido serlo también, aunque no sé cuándo ni dónde ha sido concebida la criatura…

Después de dos niñas que ya tienes, la estadísitica invitaba a pensar en la llegada de un varón. Confiesa, ¿cuánto tiempo estuvieste mirando concentrada la eco, buscando algún indicio de virilidad?

– ¡Mucho! Me hicieron una doppler a las 12 semanas y me dijeron que había posibilidades de que fuera un niño. Después de salir de la eco mi marido aprovechó para llevar a mis niñas y sus lazos a la salida del entrenamiento del Sevilla FC y a visitar la tienda del Club para ver biberones con el escudo del equipo de sus sueños. En la eco siguiente nos dijeron que había 95% de posibilidades de que fuera niña: yo encantada, pero él se ve que sigue soñando con su niño. Ha amenazado con uniformar a las cuatro con la equipación oficial si la siguiente es otra gnomita…
* pues hombre, la equipación del Sevilla no lleva lacitos, así que es una mejora.

Con tu experiencia acumulada, ¿romperás aguas como quien ve llover? ¿o te pondrás nerviosa, como la Pantoja cada vez que sube a un escenario?

Esto…
1.- Yo no rompo aguas. Eso se lo dejo a otras personas, como mi comadre que inundó mi sofá jejejeje, yo soy muy elegante y me rompen la bolsa con lanceta, por favor.
2.- La Pantoja de nervios, nada. Nadie se mueve en un escenario como ella con una bata de cola, ni como yo en dilatación con contracciones desde hace 8 horas cada cinco minutos. Un arte que no se pué aguantá…

¿Recuerdas tu último gin tonic (o similar)?, ¿cómo fue?, ¿puedes hablar de ello o te puede la emoción?

– ¡¡Ay!! Me puede la emoción… se me ahogan las palabras en la garganta como a las grandes de la copla. Mi último Gin fue en la boda de mi amiga María en junio, el día de más calor del año en Sevilla. Mis niñas iban de damitas y yo de testigo. La Mayor se puso mala, el padre se la llevó a casa y al acabar la ceremonia: la Chica de vuelta al hogar y yo quedé ¡¡LIBRE!! Como la barra que me dispensaba Gin Lemons, que yo soy muy como la reina de Inglaterra (madre).
* siento haberte traído a la memoria este episodio. Recupérate sin prisa y seguimos.

¡¡ESTOY PREÑADA!!
Una serie de preguntas cortas.
Esa cosa que nunca debe hacer una embarazada y tú hiciste. Ir a la boda de tu amiga sin saber si este mes te visitó tu amiga de rojo. En efecto no me había visitado y mi bebé nadó  en Gins.

Un antojo raro. ¡¡Mandarinas!! mandarinas grandes, mandarinas pequeñas, mandarinas frescas, mandarinas del frigo, mandarinas a temperatura ambiente, mandarinas con cáscara, mandarinas peladas, mandarinas… Mmmmmmmmmm

¿Pesadillas de embarazada? La que me quita el sueño de verdad es la cesárea. Tres pisos sin ascensor y una cesárea me aterrorizan y vendo mi alma al diablo, oigan!! Que se ponga de cabeza mi tercera, por DIOR!

Esa comida, olor, color (persona) o lo que sea a la que le has cogido asco durante el embarazo. En este embarazo a nada. De hecho, los Reyes Magos le han traído a mi marido un perfume de Giorgio Armani que le queda… se me hace la boca agua. Con las Gotas de Oro también. Con Moussel de Legrain. Con Somat oro el lavavajillas o con Ariel y el suavizante Mimosín. Soy una esclava de mi pituitaria y me paso el día salivando y queriendo comer todo eso que huele tan bien!!

¿Te has cambiado de peinado? Me he cortado mi melena rizada y me la dejé a lo Garçon, que queda muy chic decirlo y que en el mes de agosto me picaban los minirizos endiabladamente. Nota mental: no volver a hacerlo… Aparte de parecer Ronald McDonald´s.

COMPLETA LA PREGUNTA A TU ANTOJO Y RESPONDE CON SINDERIDAD.
¿CUÁNTO HACE QUE… PIENSAS EN QUE EL SEXO SERÁ UN MELÓN SIN CALAR DURANTE MUCHÍSIMO TIEMPO?

Mucho. Estoy gorda, muy gorda desde hace tiempo. Hacer acrobacias, el kamasutra de embarazada, posturitas imposibles, no estar hinchada, tener movilidad… son cosas que ya han desaparecido de mi mente así que, sumado el período previo al posterior, con sus puntos y dolores. Lloro cada vez que lo pienso… snif.
* tómatelo como un descanso para recuperar fuerzas.

A POR LA TERCERA SEVILLANA
(
Perdonen los lectores este juego de palabras tan evidente y simplón.)
Este es ya tu tercer embarazo, parece que te va la marcha…

– Po claro miarma. Si hay algo saleroso en esto de ser madre y de embarazarte, es la manera 🙂
* sin más comentarios sobre el tema 😉

Conozco a hombres que son “niñeros” y que se imaginan a gusto rodeados de una familia numerosa. Pero una mujer niñera (sé que lo eres), ¿tiene que ser también una mujer “embarazadera”, vamos, le tienen que gustar también los embarazos?

– Sin duda. Pero más bien conozco los casos opuestos, madres a las que no les gustan los embarazos y optan por no tener más niños. A mí me flipa estar embarazada, la verdad. ¡¡Es algo brutal!!
* no es nada habitual escuchar esto, eres una rara-mamis.

Dentro de poco pasearás por Sevilla con dos niñas y un carrito, ¿has pensado en ponerle espejos retrovisores al cochecito para controlarlo todo mejor?

– Ya tengo ojos en la nuca, pregúntale a mis hijas qué sucede cada vez que van a sacarse un moco.
* a veces me haces sentir miedo.

Dicen que a partir del cuarto los mayores cuidan a los pequeños, ¿forma parte de tu estrategia?

– No, no. No me gusta nada la idea de que los mayores tengan que pringar por culpa de las ideitas de los padres. Los niños pa mí.

Cuando nazca la tercera, ¿la vestirás también igual que a las otras dos?, ¿y si llega una cuarta?, ¿y si la cuarta es un niño?, ¿dónde pones el límite para dejar de vestirles igual?
* ADVERTENCIA, el contenido incluido en la siguiente respuesta de Mamá Gnomo puede herir su sensibilidad:

– ¡¡The sky is the limit!! Pienso vestirlos iguales a todos!!! jajajaja tengo ya dos modelos de camisas y unos vestiditos con pelele a juego para que vayan l@s tres a juego. Me encantaría tener otro bebé más y ¿¿¿te imaginas lo reñoño que iría vestido igual que sus hermanas??? me salen corazoncitos de los ojos… Seremos la familia Von Gnomo y todos cantarán antes de irse a la cama “Good bye..” y rezaremos por ti y todos los noñoños XD.
¡¡Ahhhhhhhhggggg, señor, llévame contigo!!

PARIDAS MENTALES
Las típicas preguntas que aparecen en cualquier entrevista, pero sacadas de contexto.
¿La embarazada nace o se hace?

– No sé a las demás, pero a mí, me lo hicieron. Lo confieso.
* ya nos ha quedao claro… 😛

Si no fueses una embarazada, ¿qué te hubiera gustado ser?
– Como ama de cría no tengo futuro, como profesora de infantil tampoco me veo, ¡ah, ya! la sucesora de Lady Di.
* ¡¡¿quieres ser Camila Parker Bowles?!!

¿En quién te inspiraste para tu embarazo?, ¿a qué embarazadas admiras?
Tenemos ahí varios problemas: una abuela madre de 10 y una bisabuela materna madre de 8. Siempre quise ser como ellas…
Y sé a quién no admiro: a la pobre Blake Lively y resto de famosas que no pueden comerse los bollos de dos en dos, como servidora, por salir ideales en las revistas.

¿Qué consejo les darías a esas jóvenes que de mayores quieren estar embarazadas como tú?
Que no se dejen llevar por las hormonas, tener un hijo a los 16, como más de una vez pensé yo, no es una buena idea… (que conste en acta que a los 16 tampoco tenía forma de embarazarme, pero ya tenía ganas…un locurón).
* lo tuyo sí que ere una vocación temprana

¿Cómo definirías tu estilo prenatal?, ¿te incluyes en alguna corriente, tienes influencias, un estilo propio?
La corriente es la de comer y dormir. Fantástica.

Define tu embarazo en tres palabras.
La ballena zampabollos durmiente.
* sugerente definición

UNA SITUACIÓN EMBARAZOSA
Hasta las chicas más malotas se vuelven muy sensibleras cuando están embarazadas; y a ti, ¿te ha pasado lo contrario?, ¿te han entrado ganas de fumar puros, conducir camiones o insultar a los árbitros?

– ¡¡Claro!! yo me creo Hulk. Esta misma tarde he ido a recoger a la Mayor al cole y he cargado con la Chica de 9 kilos dormida sobre mi panza de otros tantos. He llegado de color verde. Con las venas marcadas, muy musculada y con la melena al viento y los ojos inyectados en sangre. Luego me salvó una madre de una amiguita de la niña que cogió a la Chica en brazos y entonces volví a mi ser y me puse a llorar. Tal cual.

Cada día está más de moda la vida sana y el deporte entre las mamis, ¿se podría decir que estar embarazada es una disciplina deportiva?

– Sí. Sin lugar a dudas; si me permites la comparación, primero echas una carrera y hala, se abre ante ti “Asterix y los 9 meses”.

Alguna vez, durante el embarazo has pensado “¿por qué no me habré comprado una tortuga en vez de esto?”

– Sí. Cada vez que me duele la ingle de sostener al bebé en esa zona, cuando voy al baño y parece que se va a salir y caer al WC, cuando me entran ardores después de comerme una fruta, cuando veo en mi báscula que vamos por los muchitosytantos kilos…
* ¡¡hombre!! por fin una respuesta humana 😛

Cuándo alguien te pone a parir, ¿lo consideras un insulto?

– Jajajajajajaja hay una sevillana que dice que “me gusta que me digan que me han estado criticando”, la última vez que sucedió fue tal cual. Me dijeron que me estaban criticando y abrí mi tuiter y me vi en un post vengativo y todo, pero retratada a lo Sofía Loren. Así da gusto que te pongan a parir: una horita corta señoras!!!

Si te encuentras con otra embarazada en el bus, ¿le cedes el sitio?

– Por supuesto. Solo faltaría, ¡hay que predicar con el ejemplo!

ESTAMOS DE PARTO
Para muchas mujeres la oportunidad de estar embarazadas y dar a luz es un privilegio negado a los hombres. Otras, en cambio, dicen que ya podrían parir ellos… Tú qué opinas, ¿renunciarías al embarazo si pudiese preñarse él?

– No, no. A mí estar embarazada me encanta!! además disfruto mucho y mis niñas conmigo, y mi marido pasa a ser un esclavito el pobre… jejeje pero shhh, lo hace sin darse cuenta.

SI MEDIANTE EL ®DOLORÓMETRO PUDIERAS TRASLADARLE PARTE DEL DOLOR A TU CHICO, ¿HASTA QUE NIVEL DE REPARTO LLEVARÍAS EL MANUBRIO? ¿20% PARA ÉL Y 80% TÚ, PARA QUE NO LE DE UN TELELE EN PLENO PARTO?

– Bah, eso no es nada. La epidural hace que no te enteres. Yo le daba un postparto y ya verás como ni fútbol, reunión, amigotes, semana santa de Sevilla, golf ni nada!
* bien pensao

UNA MADRAZA
Hay adictos a la heroína, al crac, a la cocaina… tú te confiesas “adicta a la maternidad”, ¿qué te metes?

– Jajajajajajaja que malísimo que eres!! esto lo leen mis suegros, ¿sabes? Pues no me meto nada… se mete una gnomi cada año y poco en la barriga XD.
* desde aquí un caluroso y cariñoso saludos a los suegros de Mamá Gnomo.

Tres hijas con poca edad de diferencia, pero claro, como tú no trabajas…

– Si hubiera alguien malvado de entre los malvados, ese serías tú ahora mismo. Pero si te digo la verdad, la doblo bastante poco, las niñas se visten solas, se cambian los pañales, se duchan y sobre todo comen super bien. Abren la nevera y se pillan lo primero que ven, son un gustazo. Por no hablar de que no se ensucian nada de nada y que se planchan su propia ropa. Son una maravilla, de verdad y sobre el orden, te diré que no dejan ni un juguete sin recoger ni se van de un cuarto a otro sin haberlo limpiado antes. Todo esto antes de irse a la cama solas y dormir de un tirón. Así son ellas.
* turururu que te vi

Dices en uno de tus post  que “llevaba tiempo sin ejercer [de periodista], hasta que el blog me dio la oportunidad de volver a trabajar”. Entiendo con ello que en el blog ejerces de periodista, ¿temes que, en algún momento, tus hijas empiecen a ocultarte información que no quieran ver publicada?

– Jajajajajajaja no me extrañaría nada. Cualquier día me pillan el blog y se lo leen enterito y se abren ellas uno y me hacen un Gnomoleaks.

Como periodista, ¿de que género te consideras? ¿en qué sección de un periódico te colocarías: deportes, sucesos, política, prensa rosa, etc.?

– Mira, que una es todoterreno y ha hecho de todo. Especialmente, la calle. Sí, eso es así: yo he hecho la calle. He perseguido a Paquirrín en la Maestranza, le he metido la alcachofa a Lorenzo Sanz cuando casi lo meten en el talego en Córdoba (tengo documento gráfico que lo demuestra), he saludado a Rubalcaba antes de una rueda de prensa o ido al juicio de un asesino que acuchilló 20 veces a su mujer.

Y ahora, desde hace tres años, soy madre a tiempo completo y bueno, cuando estaba en la calle no me imaginaba que iba a ser peor!!!
Que tierna historia, dejas las calle para ser madre.

Y pese a tu trabajo de madre (que son muchos trabajos), el blog, etc. no te pierdes un sarao, ¿has hecho un pacto con el diablo, o con tu suegra?

– Jajajaja con ninguno!! con el padre gnomo que es un señor bendito y me permite irme de correrías jijijijiji.
* santo varón

EPÍLOGO
Si tuviese que elegir una sola frase de tu blog, sería esta:
“Nos metimos en el Corte Inglés a respirar el ambiente navideño y a correr a la tercera planta a hacer pis que no llegábamos.”
Probablemente la escribiste del tirón, pero está llena de significados e interpretaciones: cotidianidad, ironía, suspense, crítica social, etc. ¿nos la podrías diseccionar?

– Jajajaja, ir a ver juguetes, lo propio de la época navideña, a mí me encanta lo mismo que oir los villancicos en la planta tercera. Y el Corte Inglés es mi tabla de salvación cuando me aburro: me voy al Corte y me entero de las novedades, los precios, las tendencias y veo maquillajes, es muy entretenido. Uno de los síndromes de las expatriadas es el de El Corte Inglés precisamente. Se echa tanto de menos…

Y lo de hacer pis, pues no llegábamos, creo que es así siempre que tienes una hija de tres años y un bombo de 7 meses: ambas tenemos problemas de incontinencia si esperamos más de lo debido.


Hasta aquí la entrevista con Mamá Gnomo que, como veís, ha dado muchísimo juego. La sensación que le queda a uno es la de que nos encontramos ante una mamá noñoña atrapada en un cuerpo de una mamá cuqui, y que entre todos deberíamos que ayudarla a salir del armario de los lacitos, ¡¡te queremos Andrea!!

Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.