Mercado del Ferrocarril de Gijón: piii piiiii, ¡¡neonatos al tren!!

con No hay comentarios

Como somos marca de ropa bebé* y no una tienda, nuestro cliente son principalmente otras tiendas y solemos acudir sólo a ferias profesionales, pero este finde volvemos al Mercado del Ferrocarril de Gijón. Tenemos razones.

La introducción nos ha quedado un poco del rollo del pescadero de La que se avecina: “somos mayoristas, no limpiamos pescado”. Pero lo nuestro no es altanería, es simplemente incapacidad de hacer también venta minorista.

Pero en este caso hacemos una excepción porque el mercado está en Gijón (como Noñoño) y no necesitamos más que un par de burros (para quienes no lo sepan, los burros son esos percheros alargados de pie que hay en tiendas y almacenes) y las prendas que queremos llevar. Vamos, que cabe todo en utilitario.

El Mercado del Ferrocarril de Gijón se organiza el primer fin de semana de cada mes en el Museo del Ferrocarril de Asturias, y desde que lo visitamos la primera vez tuvimos claro que si queríamos salir al público, aquel era el lugar perfecto.

Imaginaos una estación llena de trenes de época, con inmensas e impresionantes locomotoras de vapor, tal y como sería hace un siglo, pero todo limpio e impoluto. Pues ese es el escenario en el que se desarrolla el mercado. Un sitio precioso que contagia a expositores y visitantes, creando un ambiente encantador.

Como se trata de un museo, las normas de exposición son muy estrictas y no se pueden realizar grandes montajes, lo que lleva a los expositores a sustituir medios por imaginación, y lo que en principio podría suponer un inconveniente, al final se convierte en uno de los mayores encantos del mercado.

Además la organización anima nuestra estancia y la de los visitantes con talleres, conciertos, degustaciones, etc. Vamos, que aunque estamos allí para currar, lo pasamos bomba.

Ésta es la décima edición y estrenamos horario de verano: viernes y sábado de 7 de la tarde a 12 de la noche (sesión golfa) y el domingo de 11 de la mañana a 4 de la tarde (sesión vermú prolongado).

Noñoño logramos que nos concedieran un espacio en la anterior edición y en vista de lo bien que nos fue, repetimos este finde.

mercado-ferrocarril

Como puedes ver, nuestro montaje fue muy simple: dos burros (no te rías que ya sabes lo que son) y una cuerda de lado a lado, haciendo de tenderete. Con eso nos bastó para ser toda una atracción. No hubo casi persona que pasase por allí y no se parase a piropear nuestra ropa de bebé, a reírse con los textos y a alabar los colores.

mercado-ropa-bebe Sólo por eso mereció la pena ir. Porque ya sabes que esto es como el cariño, que aunque se de por supuesto, a veces hace falta que te lo digan. No éramos el único stand de ropa de bebé, pero si el único con un tipo de body más moderno y original. Pues lo dicho, que este finde volvemos, y si estás por Gijón o alrededores nos encantaría verte.

* Esta inclusión un poco forzada de palabras clave como body o ropa bebé la hacemos para contentar al Google y hacer un poco de SEO a la vez que te contamos intimidades. Gracias por tu comprensión.

Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.